Página Solidaria / 22 Oct. 2014

Cuando la informática ayuda a quienes menos tienen

Teqxac es una empresa social que ofrece un software de gestión destinado a mejorar el funcionamiento y la operación de organizaciones comunitarias y grupos informales de trabajo: en lo que va del 2014, más de 700 recuperadores urbanos están utilizando el sistema con éxito.

Actualmente, las cooperativas de trabajo y las organizaciones de base comunitaria, cooperativas de recolección de residuos, empresas recuperadas o cooperativas de productores orgánicos deben enfrentarse a dificultades que les impiden maximizar su impacto y satisfacer sus necesidades “siempre particulares”: escasez de recursos, falta de experiencia y capacidad, carácter informal de su emprendimiento o falta de infraestructura adecuada.

En respuesta a esta realidad compleja surge Teqxac (“abeja” en lengua qom), una empresa social de base tecnológica cuyo objetivo consiste en empoderar organizaciones sociales de base productiva. A partir de la implementación de soluciones tecnológicas integradas e integrales busca reducir la brecha de acceso a la tecnología con la que conviven las distintas organizaciones de la economía social y solidaria.

Cofundada por la empresa social Njambre y la empresa abocada al desarrollo de software de gestión Clase X, Teqxac integra y mejora la operación de todos los procesos de una organización productiva (ventas, compra, contabilidad, stock y logística) mediante una plataforma de gestión que permite mayor eficiencia, productividad y transparencia en la organización.

“El sistema permite transparentar la totalidad del proceso: al recuperador urbano se le entrega un ticket o vale que certifica la cantidad de material (cartón, vidrio, PET–politereftalato de etileno–) que hajuntado. El material es pesado con balanza electrónica validada por el sistema. El procesamiento de la información permite dos cosas: por un lado, a la hora de cobrar su sueldo, mensualmente o cada quince días, el trabajador sabe cuánto se le debe y, por el otro, el responsable de la “administración” de la organización puede disponer de información “organizada”. “Antes el traspaso de la información se hacía en papel o en Excel corriendo el riesgo de producir confusiones (no intencionales). El software elimina esos errores aportando transparencia y confianza dentro de la organización”, explica Federico Seineldín, cofundador de Teqxac.

El sistema incluye las “mejores prácticas de la industria”, es decir, la mejor manera de manejar el stock,de clasificar el producto o realizar un inventario. Su propuesta de valor radica en su simpleza y efectividad: posee un diseño simple y requiere un conocimiento mínimo por parte del usuario. Su modo altamente visual permite que personas semianalfabetas puedan utilizarlo (pantalla táctil que se maneja por imágenes). Además, puede ser adquirido a un precio muy bajo y, en muchas oportunidades, financiado por un donante o una empresa aliada.

En apenas un año y medio de vida Tecxaq registra numerosas experiencias exitosas: el trabajo realizado con cooperativas de recolectores de basura que benefició a más de 700 recuperadores urbanos (en alianza con la Fundación Avina como promotora del Proyecto) en Buenos Aires y Córdoba. En nuestra ciudad, Teqxac trabaja con la Cooperativa de Comercio Solidario de Rosario y el Banco de Alimentos Rosario.“Cuando implementás el sistema en organizaciones sociales de base productiva el cambio es dramático y efectivo... Más allá del tipo de organización, todas necesitan mejorar sus procesos. El software que ofrece Teqxac te ayuda a profesionalizar la gestión de tu organización, es el insumo básico para empezar ya se trate de una pequeña cooperativa de cartoneros o de una organización informal”,subraya Seineldín.

Por su parte, Teqxac brinda a las organizaciones la mirada experimentada de ClaseX, que graciasa su trayectoria y a los más de 200 clientes con los que trabaja actualmente, conoce a la perfección los componentes de la gestión de un negocio. En este sentido, podría decirse que las organizaciones y sus trabajadores reciben una lección acelerada de cómo mejorar los procesos, aprendizaje que se traduce en eficiencia y crecimiento.

“El soporte permanente es clave.En este tipo de organizaciones hay mucha rotación y la información se pierde. Muchas veces la persona que manejaba la computadora deja de formar parte de la organización y nadie más sabe cómo realizar la tarea. En ese caso hay que volver a capacitar a otro miembro... Todas estas cuestiones hacen a la cultura de profesionalización de una organización. Teqxac es el comienzo de un largo camino a recorrer”, concluye Clemencia Nicholson.

Tecnología que apunta incluir


La seguridad de la información es vital para cualquier organización. La propuesta de valor de Teqxac radica en que permite a sus usuarios sistematizar información que organizaciones de este tipo no tienen modo de cuantificar.
Respecto de la relación entre tecnología e inclusión social, Seineldín concluye: “No se trata de la tecnología en sí, sino del acceso a la misma. Trabajamos con organizaciones que muchas veces no tienen posibilidades de incorporar estas herramientas. Lo importante de una tecnología es que sea accesible, apropiada y apropiable. Esto resulta clave para que cualquier persona/organización se pueda desarrollar y crecer. Esto también significa que los usuarios le saquen el jugo, te sugieran mejoras... cuando la tecnología incluye es cuando tiene verdadero valor"


Página Solidaria / 16 Oct. 2014

El arte como una terapia para enfrentar las discapacidades

“Vemos en los chicos verdaderos artistas y los preparamos como tales. Esto no deja de ser un ámbito terapéutico, por ende, las acciones son siempre con un otro, en conjunto. Buscamos que el resto pueda producir a la par nuestra, con nosotros”, dice Ayelén Urrutia, una de las organizadoras de Saludarte.

Así, el pasado 9 de octubre, la Fundación del Sol Naciente que impulsa acciones para la prevención, promoción y protección de la discapacidad llevó a cabo la primera edición de Saludarte 2014. El teatro La Comedia fue escenario de dicho evento artístico y cultural. En una sala colmada, más de 700 personas pudieron disfrutar de las 17 muestras realizadas por artistas locales.

Con la finalidad de involucrar en escena lo corporal, lo afectivo y lo lúdico, el encuentro convocó a instituciones y organizaciones relacionadas o no al ámbito de la discapacidad y privilegió el encuentro en tanto elemento cultural significativo con la intención de recuperar las voces de los actores y celebrar la diferencia, estrechando lazos y generando posibles articulaciones en pos dela inclusión de personas con discapacidad.

Los talleres de La Casa del Sol Naciente que participaron fueron: Forma y Movimiento, Circo, Murga, Teatro, Cine, Espacio de Escritura y RecursosCreativos.Además,intervinieron las siguientes instituciones: Escuela Orquesta
del Barrio Ludueña, Dirección de Juventud, Espacio de Integración Teatral de la Escuela Provincial de Teatro, Pedro Reñé y los Ficcionarios, Ballet Folklórico “Atahualpa” de Applir, Estudio de Comedias Musicales Teatro El Círculo y Estudio El Sol.

“Creemos que lo que producen los chicos no debe morir dentro de las instituciones. Para nosotros es importante poder salir, compartir... que el otro puede ver lo que tenemos para mostrar.Vincularnos con lugares que no queden pegados a la discapacidad o a la salud, sino más bienal arte. Estamos convencidas de que debe ser así y peleamos por ello”, manifiesta Ayelén Urrutia, Profesora de Educación Especial y Psicomotricista, co-coordinadora del taller Forma y Movimiento en la Casa del Sol Naciente.

“Yo puedo”.
Saludarte pretende ser generador de “saludos” confluyente que posibiliten la mirada
del otro. La iniciativa apunta a generar redes capaces de articular salud y arte en pos de habilitar nuevas acciones inclusivas.

Sus organizadoras comparten una característica común: Ayelén, Marina y Nancy trabajan en
el ámbito de la discapacidad desde hace mucho tiempo. “Nuestra intención es que las producciones que los chicos realizan en el centro de día puedan ser mostradas al público y ellos se puedan sentir verdaderos artistas arriba del escenario. Combinamos salud y arte, el término “saludarte” tiene que ver con el encuentro, con la mirada hacia el otro. Apostamos ala integración con otros artistas”, subraya Nancy Gómez, musicoterapeuta y coordinadora del taller de Circo y Murga en La Casa del Sol Naciente.

Cabe destacar que esta experiencia permite redefinir la noción de discapacidad. Así, aquel sujeto que es “diferente” a los demás, puede mediante expresiones artísticas desarrollar capacidades que le permitan pensarse como sujeto autónomo e independiente. “Desde lo terapéutico las intervenciones que los chicos llevan a cabo tienen un fin: poder mostrarse, reconocerse en eso que están haciendo, pensarse como un sujeto activo capaz de expresarse y decir yo puedo”, asegura Marina Sánchez Almeyra, musico terapeuta y co-coordinadora del taller Forma y Movimiento en La Casa del Sol Naciente.

“El balance es positivo. Llegar acá es un proceso de un año, detrás de escena hay muchísimomás de lo que se ve. Apuntamos a llegar a otros públicos, que viniera a vernos todo aquel que tuviera interés en lo que nosotros hacemos. Lo importante es que el encuentro se concretó y la sala estuvo repleta. Aprendemos y crecemos a la par que vamos haciendo. Esta es la primera edición de saludarte, se vienen muchas más”, concluye Urrutia.

Los loables objetivos de Saludarte

1-Brindar un espacio donde dar a conocer las producciones artísticas de personas con y sin discapacidad.

2-Integrar elocuentemente disciplinas que articulen la música, la danza, el teatro.

3-Habilitar el desenvolvimiento de lo expresivo, lo corporal y lo lúdico propiciando actitudes emotivas significantes.

4-Ofrecer una actividad generadora de redes sociales y culturales que articulen salud y
arte, comprometiendo acciones concretas de integración.

El sol naciente.

La Fundación del Sol Naciente es una entidad civil sin fines de lucro que fue
Los loables objetivos de Saludarte creada en octubre de 2012 por los miembros de La Casa
del Sol Naciente, reconocida institución rosarina con más de treinta años de experiencia en el ámbito de la discapacidad. Su misión consiste en promoverla inclusión plena de las
personas con discapacidad, ya sea en ámbitos educativos, ocupacionales, laborales, de expresión artística o esparcimiento.

La Fundación, puente entre el colectivo de la discapacidad y el mundo social, concibe la
inclusión a partir de un enfoque que responde positivamente a la diversidad, entendiendo que las diferencias entre los individuos no representan un problema, sino más bien una oportunidad para su desarrollo, inserción e inclusión social dentro de la sociedad.

Más Info en:www.casasolnaciente.com/saludarte
www.casasolnaciente.com.ar/fundacion


Página Solidaria / 8 Oct. 2014

Salvar vidas, la misión solidaria que no conoce fronteras

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización humanitaria internacional de acción médica que ayuda y asiste a poblaciones en situación de crisis y a víctimas de catástrofes naturales y conflictos armados. Interviene ante el deterioro brusco de las condiciones médico humanitaria de poblaciones, cuando está en riesgo su supervivencia o salud.

Presente en más de 70 países,lleva adelante 370 proyectos y cuenta con 4,6 millones de socios y colaboradores en todo el mundo. Con más de 40 años de trayectoria,la Organización recibió el Premio Nobel de la Paz en 1999 en reconocimiento a su “acción humanitaria independiente”, libre de toda influencia política y militar.

El Director de Médicos Sin Fronteras Argentina, David Cantero Pérez, visitó la ciudad y brindóla charla “La respuesta de emergencia en crisis humanitarias”.

Cantero Pérez explica que MSF se especializa en la fase inicial de la ayuda humanitaria, la cual consiste en arribar inmediatamente al lugar con equipos altamente capacitados en pos de afrontar situaciones extremas. Así, al momento de intervenir en situaciones de emergencia, la organización serige por principios humanitarios básicos:

•La imparcialidad que involucra a las víctimas, garantizando asistencia a todas las poblaciones sin distinción de raza, religión, ideología;

•La neutralidad, que tiene que ver con la relación de la ONG con los actores armados e implica no tomar parte por ninguno de ellos;

•La independencia (garantizada por el aporte de socios),que permite libertad de acción y
respuesta inmediata a necesidades reales por fuera de cualquier agenda política.

Las intervenciones que realiza se caracterizan por su eficacia y rapidez. MSF cuenta con fondos de emergencia que destina exclusivamente a situaciones de crisis. Cuando se encuentra trabajando en una zona de conflicto, el 90% del equipo es personal local. “El personal internacional (10% restante) es muy importante, da una mirada externa, fresca y distante de la situación”, afirma el director de MSF.  

Desde hace un tiempo, la MSF hizo una apuesta por la profesionalización de la ayuda humanitaria,con el objetivo de reconocer una tarea en la que el voluntario deja todo de lado: casa, familia, amigos, etcétera. “Si queremos retener a las personas y que se conviertan en verdaderos profesionales humanitarios hay que pagarles. Sin embargo, la remuneración debe ser tan modesta como para que no sea ese el motivo por el cual alguien quiera trabajar con MSF”, afirma Cantero Pérez.

“Hay muchas emergencias que no salen ni van a salir en la prensa”. A lo largo de la charla, el director de la organización en Argentina abordó la problemática que sufren países en crisis y la decisión por parte de la prensa internacional que muchas veces
decide mirar para otro lado.

Un caso reciente que ejemplifica el planteo en cuestión ha sido el bombardeo en la franja de Gaza. “Nuestros equipos advirtieron que el 80% de los pacientes que llegaban a nuestros hospitales eran civiles, principalmente ancianos, mujeres y niños. Esa denuncia nos valió muchos enemigos, éticamente no podíamos ser testigos y permanecer en silencio. También denunciamos el hecho de que casi todos los hospitales de Gaza fueron bombardeados por la artillería israelí. Se trató de una violación flagrante de todas las Convenciones de Derecho Internacional humanitario”, declara Cantero Pérez.

Una de las tareas más difíciles a la que debe sobreponerse MSF es la coordinación con los distintos actores involucrados en el territorio. “No hay que malinterpretar lacoordinación, muchas veces tenemos problemas con la gente de Naciones Unidas, es en ese momento cuando nuestra independencia cobra importancia. Detrás de la ONU hay países y, detrás de esos países,intereses. Hay que confrontarlos y separarse completamente de ellos si es necesario. No nos olvidemos que en muchos contextos de conflictos, Naciones Unidas hace ayuda humanitaria por un lado y por el otro, una intervención militar”, subraya.

Otro tema de su análisis fue el brote de ébola que surgió en Africa. Un equipo de trabajo conformado por más de 3.000 profesionales controló el brote inicial.Sin embargo, MSF reconoce que la situación es compleja y que solo se podrá acabar con ella si los estados se involucran activamente en la lucha. 


Página Solidaria / 1 Oct. 2014

Poner la voz para que quienes no ven puedan acceder al conocimiento

Desde 2011 hasta hoy, más de 500 “voces” han pasado por el laboratorio de sonido de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales. Los lectores graban textos en audios a fin de garantizar el acceso a materiales de estudio por parte de alumnos con discapacidad visual.

Leete Algo es un programa cuyo objetivo consiste en crear un repositorio sonoro de materialbibliográfico para estudiantes que no pueden ver. El proyecto, articulado de manera conjunta entre la cátedra de Extensión y el Área de Investigación y Desarrollo en Accesibilidad perteneciente a la Secretaría de Extensión, cuenta con un repositorio sonoro de más de 1.200 audios,entre libros, apuntes y revistas científicas. En él participan estudiantes, docentes, graduados, personal administrativo de la Facultad y ciudadanos.

El proyecto surgió en 2011 araíz del incremento de ingresantes con discapacidad visual y su consiguiente necesidad de disponer de materiales de estudio. Entonces la Secretaría de Extensión de la Facultad decidió retomar un proyecto de voluntariado que se había realizado en 2007. El mismo fue dirigido por una docente de la Facultad, la licenciada Viviana Marchetti (actual asesora del Área de Accesibilidad) y se trató de la primera producción de materiales accesibles y audiolibros para estudiantes con discapacidad visual.

La Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la UNR, donde se cursan las carreras de Ciencia Política, Relaciones Internacionales, Trabajo Social y Comunicación Social, es una de las facultades a la que asisten mayor número de estudiantes con discapacidad visual: en total son veintitrés.

“Nuestros objetivos son múltiples y variados, sabemos que la Universidad debe garantizar no solamente el ingreso sino también la permanencia y el egreso de los estudiantes. Este proyecto es un puente para que los alumnos puedan permanecer en la Universidad y recibirse. Por otro lado, buscamos que el estudiante con capacidades diferentes esté en igualdad de condiciones respecto de sus compañeros: el acceso a los materiales de estudio no debe serun impedimento a la hora de ingresar a la facultad”, dice Miriam Bidyeran, coordinadora del Área de Accesibilidad.

Democratizar la educación. La labor realizada por el equipo de trabajo es “artesanal”: los audiolibros son editados y procesados en mp3 (el audio es una voz humana) sin necesidad de que los estudiantes tengan que devolverlos. La grabación de materiales se realiza en función de la demanda de los estudiantes o de las propias cátedras a las que asisten alumnos con discapacidad visual. Así, la Facultad cuenta con tres repositorios sonoros de modo tal de poner a disposición los materiales. El laboratorio de sonido de la Facultad (Labso) es otro de los espacios claves: es el responsable de coordinar los horarios de lectura paralas personas que asisten a grabar textos en audio. Los turnos son deaproximadamente media hora.

“Tratamos de cubrir, semanalmente, todo lo que ellos vayan necesitando. Somos muchos los actores que participamos de este espacio. En esta actividad, solidaria y transformadora, tanto el lector como el estudiante con discapacidad visual son protagonistas.No tenemos la idea de la simple actividad solidaria por el hecho de dar, acá hay un ida y vuelta, las dos partes son protagonistas de la historia”, subraya Bidyeran.

Hacer visible.El mayor objetivo del Proyecto es visibilizar la problemática de la discapacidad. Como bien cuentan las docentes,los temas vinculados con la discapacidad y los derechos humanos no siempre se incluyen en las currículas de grado. Este gran paso permite replantear cuestiones que tienen que ver con el rol del estudiante y el profesional, el rol de la Universidad en la producción del conocimiento y el conocimiento en tanto bien público.

“Creemos que no se trata de devolver, preferimos hablar de compromiso y responsabilidad, generar ciudadanía y derechos humanos posicionados desde la responsabilidad social universitaria, siendo conscientes de quela Universidad genera impactos culturales y cognitivos. La idea espensar que la universidad puede abrir sus puertas a la sociedad. El hecho de que participen personas que no pertenecen a la Facultades muy importante, nos da la pauta de que comienzan a borrarse fronteras, muros simbólicos que han estado desde siempre”, explica la coordinadora del Área de Accesibilidad.

A fin de facilitar otros soportes de estudio, Leete algo transcribe textos de PDF (formato no accesible a Jaws o NVDA, ambos software libres para personas con discapacidad visual) a Word; estos materiales son corregidos por estudiantes y docentes. “Los chicos se encuentran con una voz que puede ser la de un docente o un compañero. Tratamos que el texto sea lo más adaptado a la realidad posible”, concluye Miriam.

Conocer las necesidades para ampliar los derechos.La Secretaría de Extensión de la Facultad posee antecedentes en inclusión social. En 2013 realizó el Proyecto “Cuenta Cuentos”, que consistió en la renovación de la biblioteca de chicos ciegos y que continuó este año con el dictado de un taller de expresión oral y producción radiofónica para chicos de 12 a 15 años.El Área de Accesibilidad comenzó a funcionar en 2011 conla idea de realizar acciones que amplíen los derechos de estudiantes con capacidades diferentes. “Nuestros proyectos de intervención social se nutren de articulaciones permanentes entre cátedras. La intención primaria es generar nuevas sensibilidades en el profesional y su rol”, cuentala subsecretaria de Extensión, Paula Contino, y concluye: “Queremos escuchar a los propios protagonistas. Analizar, a partir de su tránsito en el campo universitario, cuáles son sus necesidades en pos de mejorar y ampliar sus derechos. Tenemos que cambiar la idea de destinatario, el destinatario debe estar al inicio y no en el final, eso generaría una capacidad de apropiación diferente".