Página Solidaria / 21 Abril 2015

La historia de un chico que salió adelante gracias a una beca

Semanas atrás, uno de los hermano de Leandro salió en la sección policiales de este diario. Está preso por haber asaltado un colectivo con armas blancas. Consume drogas y
por él otros en su familia ingresaron a ese mundo sin salida.  

La vida de Leandro hubiera podido seguir esos derroteros. Para él hubiera sido muy fácil. Pero eligió otro camino: estudió, formó parte de una orquesta y logró un trabajo estable. Todo esto fue gracias a una beca que obtuvo de la fundación Fonbec, que otorga un subsidio, por medio de un padrino, para ayudar a que los chicos terminen
la escuela. De ese modo empezó a construir su propia vida, lejos del dolor, más cerca de la superación y las ansias por construir un futuro superador.
      
A los 9 años, fascinado por el violín, Leandro se acercó a la orquesta barrial El Triángulo, un proyecto de inclusión social a través del arte. Sólo quedaba una vacante, y era para tocar el violonchelo. Lejos de amilanarse el chico aceptó el desafío, sin siquiera saber qué era ese instrumento. Esta fue su primera
tabla de salvación.
     
El entorno en su hogar se tornaba cada vez más difícil. “Mi mamá y mi papá se volcaron a intentar solucionar el problema de mis hermanos con la droga y la situación
era cada vez peor”, cuenta el chico noveno de los 10 hermanos.
    
A los 13 años Leandro decidió irse a vivir con el mayor de sus hermanos para poder tener un poco de tranquilidad y estudiar.
    
Al año siguiente llegó una nueva ayuda para su vida. “Me ofrecieron una beca a través de Fonbec para que terminar la escuela. Me pedían buen desempeño”, recuerda.

“Lo más importante de esa beca no fue el dinero, que usaba para materiales de la escuela, sino tener un padrino que hoy es como un padre para mí”, confiesa Leandro.

“Desde Fonbec te piden que tengas relación con tu padrino, que lo conozcas y yo creo que eso fue fundamental para mí porque sentí que alguien me apoyaba, y yo tenía
esa responsabilidad por la cual no debía dejar de estudiar. Eso me  alentaba cada vez que quería abandonar la escuela”, continúa.
    
Así empezó la relación con Héctor, su padrino que hoy es un gran amigo.Leandro logró terminar la escuela con el mejor promedio. Pero  no sólo eso. También fue uno de
los que organizó la graduación, elquiosco para juntar la plata y consiguió que con sus compañeros  pudieran ir de viaje de egresados
a Chapadmalal.
      
“Cuando terminé la escuela empecé a estudiar administración de empresas en la UNR. “El primer año de facultad nos pidieron que  hiciéramos un árbol genealógico con los parientes que habían estudiando en la universidad y yo no sabía qué hacer. Y tuve que decirlo en voz alta que no tenía a nadie. Doschicas me preguntaron sorprendidas si era verdad y me sentí tan incómodo que lo único que se me ocurrió es decir que en realidad sí tenía a alguien. Me acordé de mi padrino. Lo que ellas no supieron era que se trataba de mi padrino por Fonbec”, confiesa el joven ahora riendo de esa situación.
     
El año pasado, desde Fonbec solicitaron a Leandro que explicara en la empresa Coca Cola cómo trabaja la entidad y qué es ser “becario”. El chico, tranquilo y sencillo, explicó su propia experiencia de vida y es to bastó a la gerencia de la empresa
para contratarlo.

Desde hace cinco meses es el empleado que controla la mercadería que entra y sale de la empresa.Por su excelente desempeño logró conseguir varios premios en la empresa.
      
Con su sueldo se compró una cama, muebles para la casa de su hermano y ya piensa en alquilar algo para él solo. Además, ayuda a su familia en todas las necesidades, que no son pocas, ya que su padre es recolector de residuos y sus hermanos juntan cartones y revuelven los contenedores.
     
Pero su aspiración más grande es poder ser padrino de Fonbec para alentar a otros chicos a que tengan otra oportunidad.

 

Cómo funciona

Fonbec La Fundación Fondo de Becas para Estudiantes (Fonbec) nació en Córdoba pero desde hace cinco años empezó a trabajar en Rosario, de la mano de Inés Risso.
    
Desde entonces trabaja vinculando a quienes pueden y desean ayudar con aquellos que quieren estudiar pero carecen de recursos. Lo hace a través de un sistema de padrinos y ahijados iniciativa que busca ayudar a los chicos para que no abandonen la escuela.
    
Para más datos contactarse a través del mail: rosario@fonbec.org.ar, o la página en Facebook: Fonbec Rosario.


Página Solidaria / 14 Abril 2015

Una plataforma de internet permite potenciar a las ONG


Idealistas.org es una organización sin fines de lucro que utiliza las herramientas disponibles en internet para dar a conocer las distintas instituciones solidarias de
todo el mundo, con el fin de conectar a quienes tienen una necesidad con aquellos que pueden ayudar.

Con cerca de 800 mil organizaciones conectadas, hoy llega al mundo entero. Es una “ventana” que permite conocer el trabajo voluntario en los países más diversos, así como las necesidades de voluntarios que tienen las distintas instituciones y hasta ofertas de empleos en el tercer sector.
     
También provee información sobre eventos, que se realizan en los distintos países, referidos al ámbito del trabajo solidario.Con sede en Estados Unidos, la plataforma cuenta con una sección en español donde se publican todas las opciones disponibles en
castellano, incluso da cuenta de las instituciones que trabajan en Rosario. Allí, las personas que tienen inquietudes solidarias pueden conocer los lugares donde se necesitan manos para trabajar.

Interconectados.

En un mundo cada vez más global, las organizaciones del Tercer Sector también
encontraron su espacio. Idealistas.org logró reunir a cerca de 8 mil de todo el mundo. Y el año pasado esa web contó con más un millón de visitas y búsquedas dentro de
la plataforma, dato que da cuenta también de la inquietud solidaria que existe. Hoy Idealistas.org representa la mayor plataforma relacionada con el tercer sector
en Latinoamérica, El Caribe y España.
    
Cuenta con cerca de 200 mil usuarios que siguen la plataforma desde todos estos países, pero también desde los lugares más remotos del planeta.
    
En Rosario cerca de un centenar de organizaciones y más de 400 personas ya se registraron en el sitio web.

cómo nació. La idea de generar una plataforma que conectara a organizaciones de todo el mundo surgió luego de un viaje que hizo un joven llamado Ami Dar por Latinoamérica, con una mochila al hombro. Corría el año 1985.
    
Fue él quien tuvo la idea de crear una red global que ayudase a conectar personas y organizaciones para poder aprovechar mejor los recursos disponibles. Hoy cuenta con 8 mil organizaciones que ya forman parte de esta gran red.
 
“Nuestro objetivo es que cualquiera que quiera transformar
sus buenas intenciones en acción, encuentre la manera de hacerlo”,
explica Elena Martín, responsable de Idealistas en españolFuncionamiento online.

Idealisas.org ofrece a las organizaciones sin fines de lucro, empresa social
o consultor que trabaje exclusivamente para el sector social a publicar los datos pertinentes para quienes quieran ser voluntarios por ejemplo, encuentren allí datos de quiénes trabajan en ese terreno. La idea es que se muestren,
cuenten lo que hacen y se den a conocer, a través de esta web, y en
forma gratuita.
    
“Por otra parte, cualquier persona con buenas intenciones e ideas que busca aportar un granito de arena al cambio, no tiene más que registrarse en la web y comenzar a
conectar con otras organizaciones y personas”, señala Elena.
     
“También las pequeñas organizaciones pueden formar parte de Idealistas.org. Y justamente son las que más se pueden beneficiar al tener una presencia en nuestro sitio, ya que a menudo su presencia en internet es escasa o nula”,
aclara la referente de la web.
    
“Las organizaciones tienen que saber que en Idealistas.org tienen un espacio donde mostrar al mundo el trabajo que hacen y conectar con personas interesadas
en colaborar o con otras organizaciones que trabajan en temáticas comunes. Pueden publicar oportunidades de empleo, voluntariado, eventos y todo de manera gratuita”, amplía la mujer.

A solo un click, hoy también se puede ayudar


Como formar parte de la red

Para publicar en la web www. idealistas.org será necesario crear una cuenta personal,
ingresando el e-mail y luego habrá que describir las oportunidades que ofrece la organización.

La plataforma también cuenta con un blog y redes sociales (Facebook y Twitter) a través de las cuales se comunica una gran cantidad de información de interés para
quienes buscan becas, pasantías, oportunidades de empleo y formación gratuita en temas
sociales o inspiración en las historias personales de aquellos que ya están cambiando el mundo.
La plataforma también cuenta con un blog y redes
sociales (Facebook y Twitter) a través de las cuales se comunica una gran cantidad de
información de interés para quienes buscan becas, pasantías, oportunidades de empleo
y formación gratuita en temas sociales o inspiración en las historias personales de aquellos que ya están cambiando.


Página Solidaria / 7 Abril 2015

Cada vez son más los estudiantes que dedican el verano a ayudar


Manos a la Obra es un proyecto solidario que nació en Mendoza donde los universitarios ponen al servicio de la comunidad lo que aprenden en la universidad. Ya hace más de cuatro años que funciona en Rosario y alrededores, concretamente en Carmen del Sauce y Villa Constitución. Este año, del 28 de enero al 1º de febrero, cerca de  200 jóvenes se dieron cita en estos dos lugares. Trabajaron en proyectos que se diseñaron durante todo el año y esos cinco días los pusieron en práctica.

Desde huertas comunitarias,talleres de cocina, hasta el arreglo completo de una plaza para alentar el uso de los espacios públicos,y una peña donde se reforzaran los lazos de una comunidad fueron algunos de los proyectos que desarrollaron los estudiante, que en su mayoría son alumnos de las universidades públicas y privadas de Rosario.

“Los estudiantes de biotecnología hicieron una huerta, los chicos de arquitectura diseñaron el arreglo de la plaza del barrio y los de música arreglaron instrumentos y reavivaron una murga”, explicó María José Benítez, estudiante de periodismo, y coordinadora del trabajo que se desarrolló en el barrio 9 de Julio, de Villa Constitución.

“En Carmen del Sauce hay una necesidad social muy importante. Hay poca comunicación entre lagente del lugar, se conocen todos,pero no hay buena relación entre ellos. Por eso trabajamos para integrar a la gente. Los chicos que estudian carreras sociales armaron una peña con participación de los pobladores de la zona. Fue una oportunidad excelente para que mostraran lo que saben hacer.Participó un grupo de danzas, y un taller de baile mostró lo suyo, además de otros números artísticos”, comentó Guido Retuerto, estudiante de marketing, y encargado de coordinar las tareas de esta localidad.

También en este lugar, se hicieron visitas a las familias, y los estudiantes de arquitectura mejoraron los juegos de la plaza y se hizo un gimnasio a cielo abierto.

El objetivo: la continuidad
El trabajo estival se prepara durante todo el año. Una vez por mes, los estudiantes que pueden van a los barrios a donde se va a trabajar en el verano para detectar las necesidades y conocer a la gente. “Todoslos proyectos que encaramos tienen el objetivo de involucrar a la gente del lugar para que ellos les den continuidad, y los sigan cuan
do nosotros no estemos”, explicó Guido.

Por esta razón el equipo de Manos a la Obra trabaja durante tres años seguidos con la misma comunidad, y luego una vez que se afianzaron los grupos de gentes del lugar que seguirán con los proyectos,comienzan a trabajar en otra zona.

Satisfacción garantizada
La actividad de Manos a la Obra está coordinada por la Pastoral Universitaria de Rosario, y está abierta a todos los que deseen sumarse. Por eso se dan charlas en las distintas casas de estudio de Rosario para dar a conocer la propuesta.

“Todos vuelven felices y al otro año vienen otra vez, pero acompañados de otros amigos”, explica María José que también llegó al proyecto por una amiga que la invitó. “No sabía bien a qué iba, pero me encantó y lo sigo haciendo desde hace cuatro años”, comenta con una sonrisa.

 “La satisfacción más grande se la lleva cada uno. Por un lado porque conocés a muchos chicos y chicas que como vos estudian, trabajan y quieren ayudar a los demás, y por el otro te llena de felicidad el cariño de la gente que es súper agradecida. Se aprende mucho”, reflexiona Guido que también empezó hace unos años y no deja de ir todos los veranos.

“Te abre la cabeza porque ves otras realidades y a veces los estudiantes estamos un poco encerrados en nuestro mundo, nuestro grupo de amigos, los exámenes...”,
comenta María José.

“Manos a la Obra te da la oportunidad de trabajar por un mundo mejor”, concluye Guido.


Cómo participar

Manos a la Obra busca que los estudiantes puedan salir alencuentro de la realidad en la
que viven, brindándoles toda la ayuda que sea posible a una comunidad especifica.
Está abierto a todos los jóvenes en edad universitaria, estén o no cursando una carrera.

Para sumarse se puede escribir al correo electrónico:manosalaobra2011@purosario.
com.ar. O visitar la página en Facebook: https://www.facebook.com/manosalaobrarosario
El sitio web de la organización es: http://www.morosaio.com.ar.


Página Solidaria / 17 Dic. 2014

Un proyecto que recupera el verdadero espíritu navideño

“Navidad es compartir, comprometerse, mirar al otro... no sólo recibir, sino pensar que puedo dar. Armar una caja navideña es brindar mucho de uno. Es dar tiempo y eso no tiene precio. Aunque no le cambiemos la vida a nadie, saber que en la cena de Nochebuena una familia necesitada no tendrá que preocuparse por qué poner en la mesa
es maravilloso”, dice Jorgelina Moroni, miembro de Nochebuena para Todos Rosario.

Nochebuena Rosario es una propuesta solidaria que invita a la ciudadanía a armar y entregar cajas navideñas a familias de bajos recursos para que puedan vivir una Navidad con esperanza. El proyecto apunta a que todos (quienes arman las cajas y quienes las reciben) vivan una celebración distinta, pensada desde el encuentro y el compartir.

La iniciativa consiste en la entrega de una caja por familia (cuyo tamaño es proporcional a la cantidad de integrantes de la familia destinataria). Las cajas, decoradas con motivos navideños, contienen alimentos no perecederos, un pesebre, una oración, cartas con mensajes, dibujos hechos por los niños, regalos para la familia (artículos de perfumería, juguetes y libros preferentemente), saludos y adornos navideños. El menú, fijado previamente, incluye un copetín, plato principal, postre y bebidas para la cena y el brindis.

Así, cada caja representa una ofrenda de Navidad que refleja valores compartidos, esfuerzo y amor. “La dedicación que los voluntarios le ponen a la caja es impresionante. El año pasado hicimos una exposición de las más imponentes. La condición para participar es tener ganas. Hay varias empresas que ofrecen el proyecto a sus empleados, ellos se juntan y arman las cajas. Es un modo de vivir una Navidad más espiritual, pensando en el otro. La idea es que las cajas estén hechas con amor y representen una cena navideña con todo lo que esto simboliza”, subraya Peli Martin, otra de las integrantes de Nochebuena Rosario.

Diez años de amor. La labor que viene realizando Nochebue na Rosario consiste en conseguir voluntarios (grupos de amigos, compañeros de trabajo, etcétera) o familias voluntarias que trabajen en el armado de las cajas. Las mismas son repartidas a distintas instituciones de la ciudad (parroquias, escuelas y comedores) y, posteriormente entregadas por dichas instituciones a las familias necesitadas.
 
“La gente tiene mucha confianza en nosotros, sabe que las cajas llegan a destino. Las instituciones eligen a familias que hacen un esfuerzo y merecen tener un premio. La caja es un medio de vinculación que apunta a lo afectivo. Muchas de las familias que las reciben luego envían cartas de agradecimiento”, agrega Peli.

Cabe destacar que Nochebuena Rosario comenzó en noviembre de 2004, cuando un grupo de mujeres y amigas decidió aportar su pequeño grano de arena: crear un puente esperanzador que se plasmó en cajas navideñas personalizadas para que familias necesitadas pudieran celebrar una Navidad distinta.
Replicando el modelo existente en Buenos Aires, el equipo de trabajo convocó, en aquel momento, a dos parroquias y obtuvo 35 cajas. Año tras año, el proyecto fue creciendo gracias a la solidaridad de cientos de familias rosarinas que asumieron el compromiso de ayudar al prójimo. Este 24 Nochebuena para todos Rosario celebrará su 10º aniversario entregando 2.000 cajas navideñas.

Los logros obtenidos se deben a la participación y compromiso de casi 40 instituciones e innumerables voluntarios que se han ido sumando al equipo de trabajo. “El proyecto ha ido creciendo pese a la situación que atraviesa el país. Quisiéra mos abarcar mucho más pero no siempre se puede. Aunque a veces se haga cuesta arriba, sostener este desafío en el tiempo es un trabajo hermoso. Siempre que uno ayuda lo hace en situaciones de necesidad y tragedia, aquí estas ayudando para festejar, para compartir algo lindo”, afirma Jorgelina, y concluye: “Queremos destacar el trabajo que hacen las instituciones con las familias durante todo el año. Este proyecto habla de compromiso, vocación solidaria, entrega y empatía. Muchas familias no la están pasando bien y necesitanque pensemos en ellas”.

Para conocer más sobre este proyecto, se puede visitar http:// www.nochebuenarosario.com.ar/ o www.facebook.com/nochebuenaparatodosrosario